5 may. 2014

Tutorial pendientes para la feria.

Bueno, bueno, bueno... ¿siempre andas corriendo? ¿mañana vas a la feria y no tienes unos pendientes? te falta un imperdible a juego con tu nuevo look?

¡Pues manos a la obra que de hoy para mañana lo tienes solucionado!

Ahora, ¡eso sí! necesitas algunos materiales, conocimientos de algún programa de dibujo o retoque fotográfico y mucha paciencia.

Y si este año lo tienes todo solucionado porque eres previsora... pues no dudes en hacerte con ellos el año que viene que seguro que llaman la atención allá donde vayas, sobre todo si dices que los has hecho tú.

Estos son mis nuevos looks para feria:




Veamos lo que hace falta:

Para empezar y fundamental, papel fotográfico grueso, si no lo encuentras muy grueso siempre puedes ponerle un cartoncito después, pero es más cómodo que el papel sea de 280 gr, aunque yo este año me he apañado con 140 gr y un cartoncito.

También imprescindible cola blanca.

Además necesitarás restos de cinta de terciopelo, alguna tirita bordada pequeñita, o de pasamanería, piquillo...y la base de pendientes, ya sea comprada en una tienda de bisutería o de unos que no te gusten.

Bases de pendiente, de tuerca o de clip como más te guste y dos anillitas para unir la base del pendiente al aro o la lágrima que cuelga.

Por último para el remate final podrás utilizar alguna pintura o una cadenita expresamente comprada para este fin en una tienda de bisutería tipo Vinda.es o silviafrannis.com. Son cadenitas tipo la del tapón del lavabo pero con las bolitas mucho más pequeñitas y rematan el pendiente dándole una apariencia de lo más chic.

En los ejemplos que tenéis ariba, no todos llevan remate, si os fijáis los azules alrededor del papel llevan un filito de  pintura negra, y los de niña, que son los azules sobre el mantón beige y los de florecitas sobre el mantón buganvilla no están rematados.

Para mi gusto como mejor quedan es con este remate pero si no tienes el material o no tienes tiempo no es totalmente necesario.

En fin, estaréis pensando que me deje de tonterías y explique como los he hecho. Pues muy fácil, pero muy fácil.

Si tenéis dominio con el ordenador podréis hacer cosas tan elaboradas como los rojos de flores, los amarillos o los azules de la niña... ¡pero si no! os limitáis a los lunaritos que quedan igualmente monos.

Paso 1.
Se trata de imprimir en papel fotográfico el diseño elegido, se imprimen las dos caras porque se trata de pegar una detrás de la otra, así el pendiente es igual por delante que por detrás, en el caso del broche sólo hace falta un óvalo, porque por detrás no se va a ver.


Paso 2.

Una vez impreso recortamos y pegamos dos y dos, entre ambos papeles ponemos un adorno textil, ya sea pasamanería, tirita bordada.... lo que tengamos o se nos ocurra. Para la parte que va cogida al pendiente en sí, tenemos que cortar dos circulitos pequeños que irán pegados sobre la base del pendiente, también podemos ponerles una florecita como tienen los amarillos y los azules de la niña, estas florecitas las venden hasta en los chinos.

Esto es todo lo que hace falta:



Paso 3.

Todo se pega con  cola blanca excepto si optáis por la florecita de plástico que habrá que usar silicona caliente o loctite.

Para darle más empaque se le da cola blanca sobre el propio pendiente, al secar cada transparente y le aporta rigidez y brillo, si preferís ser más profesionales le podéis poner en vez de cola normal y corriente, Mod Podge que es una especie de cola americana para manualidades que da mucho brillo y queda bastante gruesa, ahora que necesitaréis tiempo para que seque pues cuantas más manos déis más gordita queda y más tiempo necesita de secado, ¡pero en un día está más que listo.!

El resultado os aseguro que es espectacular.

¿Os animáis?




No hay comentarios:

Publicar un comentario