4 mar. 2012

REGALITO DE BIENVENIDA

Mi marido ha estado fuera por motivos de trabajo unos 10 días y mis hijos, el día que volvía querían hacerle un ragalito porque le habían echado de menos. (¡Me lo tenían que haber echo a mí que he bregado sola con los 4 dos semanitas completas!) En fín! que se me ocurrió poner en práctica una idea que había visto en Kireei. Era bonito y barato y sobre todo un recuerdo muy especial:

MENSAJE EN UNA BOTELLA.

 



















Dentro fuimos escribiendo lo que habíamos sentido cuando no estaba, lo que lo echábamos de menos y yo añadí frases que habían dicho los niños durante su ausencia como ésta que me encantó:
  • "Sin papá puedo estar un día pero más...no".
(¡Alucinante con lo gruñon que es mi esposo!. Y es que el amor.... no tiene límites).


La botellita la compré en el chino a 0,75 Euros y la cajita también. luego forré la tapa de la caja que tenía un dibujo infantil y como me quedó un poco descentrado el cartelito decidí hacerle una especie de sello con un lacre que tenía guardado y todas las tiritas de papel que me habían sobrado de los rollitos.

Los rolitos de papel eran de papeles que yo tenía por casa y algunos los imprimí. Los escribimos y los enrollamos sujetándolos con las gomillitas pequeñas para el pelo.

A la botellita le añadí el detalle de la cuerda anudada a su cuello para que fuera un poco más "vintage"... y... por último,  la cajita en la que metí un poco de papeL de seda para darle prestancia.

 La caja podía haber sido en otro tono más acorde con los papeles pero como se me ocurrió ese mismo día....  me tuve que conformar con lo que encontré.

La verdad es que le gustó mucho y nosotros disfrutamos haciéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario