6 oct. 2013

¡Un baño de autoestima! El retoque fotográfico.

¡Pues sí!, eso es lo que he hecho este fin de semana, darme un bañito de autoestima, la tengo por las nubes.. y es que me hacía falta a mi, porque esto de cumplir años.. me está costando asumirlo, sobre todo en mi envejecimiento exterior, porque yo por dentro... ¡sigo igualita! pero por fuera.... ¡qué mal lo llevo! es verme reflejada en el espejo del ascensor... ¡y me dan las siete cosas! me creo que estoy igualita pero sólo hace falta mirarme para que se me caigan los humos...

Me dedico a mirar actrices o famosas de mi edad para ver lo espectacular que se puede ser con cuarenta y tantos, pero ellas se cuidan mucho y yo no, ellas pasan por alguna que otra clinica y yo tampoco me lo puedo permitir, y es que cuando veo las fotos en revistas y anuncios... pienso ¡no puede ser! ¿porque sólo envejezco yo? así es que este sábado que estaba yo arregladita decidí darme un baño de autoestima y después de ver unas cuantas fotos de actrices y modelos en unas poses fanttásticas...



Decidí hacerme alguna foto del estilo y creérmelo un poquito, aunque mi marido es fotógrafo, el tema de la fotografía porque sí,  lo tiene un poco aborrecido,  así es que se lo pedí a mi hermana que se presta más a esto, pero cuando vi el resultado.... le pedí que mejor las borrara antes de que las viera alguien más.

Desolada llegué a mi casa, me miré en el espejo y pensé.... si no estoy tan mal.....es depende de como me mires... y... me acordé de los autorretratos que nos hacíamos en la facultad y de lo mona que salía yo en mis fotos frente al espejo del cuarto de baño...


Así es que me puse manos a la obra... y.... el resultado fué bastante bueno, no hay como una para hacerse una foto mona, porque ni nos da vergüenza mirarnos al espejo y poner mil caras... y en todo caso si no te gusta.... con tirarlas... nadie sabrá nunca que un día fuiste de diva en la intimidad y te salió mal.

Pero no, no me salió nada mal, primero... ¡porque yo lo valgo! y después .. porque la cámara era la de mi marido que la verdad es fantástica, porque con la del móvil no era capaz de enfocar nada.

Tengo que reconocer que es bastante difícil porque sujetar la cámara con una mano mientras con la otra pones cara de "aquí no pasa nada..." o.... "aquí estoy yo..." y no perder el equilibrio para que la foto no salga movida... es tarea bastante difícil porque ni siquiera sabes si vas a salir, hay que echarle un ratillo, al principio no salia en ninguna foto, o salía cortada .... o desenfocada... pero al final.... ¡mereció la pena!  yo creo que nadie nos ve como nosotras mismas así es que lo mejor es un autorretrato y luego por supuesto.... no tengo dinero para hacerme un lifting en una clínica de estética pero en el ordenador .... tengo un programita que descubrí una vez, del que no hay que abusar pero para una cosita así.... se llama Portrait Profesional, aquí tienes una demo, creo que pone una marca de agua, pero para probar... (por cierto si la descargas fíjate bien que te instale sólo el programa que con softonic  te cuelan barras de google y mil pamplinas más).

y para terminar.... algún que otro virage con un programa gratuito para el móvil como fotor, rápido y efectivo. ( Es para instalar en el móvil desde vuestra app), aunque mi samsung trae ya un programa de este tipo que también es muy bueno. En fin estos han sido los pasos.


Y estos, algunos de mis espectaculares resultados, y ahora.... ¿qué crema queréis que anuncie?


Bueno, anuncios no haré pero desde luego... ya tengo una foto de perfil estupenda.

3 comentarios:

  1. Marita, sigues y seguirás siendo mi ídolo aunque algunas... ni con programas milagrosos, jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuela, y no digas tonterias...

      Eliminar
  2. No me lo puedo creer!! Lo que me he encontrado saltando de blog en blog…¡ Mi amiga Marita! Bueno la verdad es que no es tan raro, de niña querías ser actriz y por lo que he visto en tu blog, actriz, actriz no… pero en lo que sí te has convertido es en ARTISTA, aunque eso ya lo eras desde muy pequeñita.
    Qué alegría me ha dado ¡Mi amiga Marita!
    PD. Estás de cine.

    ResponderEliminar