20 ago. 2012

Los cakepops o bizcobolas


Por fin he podido hacer los famosos cakepops, aunque estuve a punto de reciclar los palitos del Foster Holliwood, en el que cenamos un día y los niños pidieron dos platos que presentaron con palitos... (Cakepops y salchichas con esta misma forma) pero al final no los cogí, al fin y al cabo eran pocos, por lo que un día cogí el coche y me planté en la tienda de Megasilvita dispuesta a comprar sólo lo estrictamente necesario.
Compré los palitos en un tamaño mediano, y los candy melts en rosa, ya que estaba y por consejo de Silvia, la dueña, compré también un spray para desmoldar los bizcochos que la verdad me ha facilitado mucho las cosas, además me traje una nueva pasta de azucar para hacer flores y por último, no me pude resistir a comprar un molde con expulsor de un cochecito de bebé para los próximos bautizos ( ya que mis hermanos están los dos esperando un bebé para final de año) y después de estas compras salí de allí un poco agobiada por lo gastosa que soy y deseando llegar a casa y tener un ratito para ponerme a practicar, aunque al final no me dió tiempo y lo hice todo entre el día antes y el del cumple.

Bueno, a lo que iba, mi experiencia con los cakepops, no os puedo dar la receta porque fué todo a ojo, pero no tiene mucha complicación.




Con el sobrante de nivelar los bizcochos y la parte de arriba de las magdalenas que  corté para decorar, hice migas, concretamente le dije a mi hijo Emilio que me lo desmenuzara él mientras yo estaba con otra cosa. Después le añadí una cucharada grandecita de queso filadelfia y puse a mi pinche a amasar.












Tiene que quedar una masa que no esté pringosa, si te pasas con el queso le tienes que añadir más migas y si te quedas corto y no consigues que se queden las bolas unidas, pues hay que añadirle un poco más de queso.















Luego entre mi hijo y yo fuimos haciendo bolas y colocándolas sobre un plato.











El siguiente paso es derretir chocolate para bañarlas. Yo derretí los candymelts porque me hacía mucha ilusión que fueran rosas y utilizar este producto del que tanto había leido y que aquí en España era casi imposible encontrar. Los derretí en el micro en sesiones de 30 segundos, removiendo entre cada una de ellas y me quedó estupendamente, aunque la verdad es, que es un poco más espeso que el chocolate normal por lo que a la hora bañar las bolas fué un poco trabajoso.






Tal y como había leido, mojé primero la punta del palito en el chocolate y éste en la bola, seguidamente las metía en la nevera para que al solidificar el chocolate se quedara pegado a la bola, pero quizás no estuvo suficiente tiempo, porque muchas se me caian dentro del chocolate y al final desistí y en vez de bañarlas por inmersión, me dediqué a mojar un cuchillo con el chocolate y dándole vueltas al palito las iba pintando.












Por supuesto no me quedaron lisitas ni mucho menos, pero no estaban mal, según he leido después, para que queden lisas hay que poner el chocolate más liquido añadiéndole unas gotitas de aceite de girasol o manteca, yo esto no lo probé, me conformé con la textura que me quedó.








Por último y antes de meter las bolas en la nevera les iba pegando una bolita plateada o varias perlitas pequeñas.


Para que estos chupachups no se pegaran unos con otros los fuí metiendo en las latitas donde los iba a presentar (ya os hablaré de ellas en otra entrada) y para que no se cayeran hacia los lados, después de mucho pensar, decidí llenarlas de arroz de manera que así no se tumbaban. Lo que había leido era que se clavan en un corcho pero... como no soy previsora.... la verdad es que el invento funcionó.



Son fáciles de hacer, para ser los primeros no me dieron muchos problemas, podía haber sido peor.  Y a todo el mundo le encantó porque además estaban buenísimos. Los candymelts son simplemente chocolate blanco coloreado, a lo mejor pruebo un día a hacerlo en casa.

2 comentarios:

  1. Que foto másbonita, te ha quedado un bodegón precioso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que esta vez pude ponermo con las fotos la mañana antes del cumple. ¡Bueno! Las hice mi marido, yo cocaba. Luego unos retoques con Picmonkey y.... La verdad es que estoy muy contenta con los resultados.

      Eliminar