10 dic. 2011

DECORACIÓN DE GALLETAS.

2.- LA GLASA.





Bueno, veamos, la glasa es la "pintura" con la que se pintan las galletas, se diferencia del fondant es que éste es como una plastilina que se puede alisar para cubrir la galleta y la glasa sin embargo no es una masa, sino una especie de "pintura" opaca que puede cubrir toda la superfie de la galleta pero que hay que usarla con manga pastelera o botes con una boquilla pequeña para poder dominarla.

La primera vez que pinté galletas con los niños fué un belén que compré en el Lidl y aparecían las galletas de la caja pintadas, a mi me pareció una idea chulísima y me dispuse a intentarlo. (Cuando hace poco he sacado la caja no he podido menos que asombrarme de lo horrorosas que son, pero claro por aquel entonces yo era la primera vez que veia una galleta pintada y me pareció algo precioso) bueno, pues como no sabía como, las pinté con azucar colorante y agua, y la verdad es que quedaon fatal porque la galleta absorvia todo y prácticamente no se notaba el color, pero ¡vamos! que nosotros nos quedamos tan contentos. Creo recordar que hasta regalamos algunas.

No fué hasta más adelante cuando descubrí las maravillas de las americanas e inglesas y... bueno, si todos somos iguales...,  pues.... y ellas pueden.... ¿porqué no yo?. al principio era dificil porque en todas las recetas que encontraba había ingredientes desconocidos para mí, hasta que descubrí el blog de "El rincón de Bea" que ya he mencionado en otras ocasiones y fué allí donde descubrí que se podía hacer, y que algunos ingredientes sólo había que comprarlos en tiendas de internet que servían aquí sin problemas y.... ¡me lancé!.

En fin!, ahora todo es mucho más fácil,  porque aquí como ya he dicho antes, hay ya de todo, aquí me refiero a las tiendas online españolas, de todas formas para la glasa no hacen falta tampoco cosas muy raras, de hecho no iba yo muy desencaminada hace dos o tres años cuando utilicé agua, colorante y azucar, dí con dos ingredientes por lo menos.

La glasa lleva:

1 clara de huevo (sirve la pasteurizada de mercadona)

200 gr de azucar glass. (Tiene que ser glass pero aunque Bea dice que tiene que ser la comprada, yo aquí sí he usado la de la termomix y no se nota tanto la diferencia como en el fondant de nubes que ese es imposible hacerlo con una que no sea industrial.).

Cremor tártaro (yo por supuesto lo compré en la tienda de Canadá en mi primer pedido y todavía me queda) y como lo tengo se lo añado, 1/2 cucharadita, pero que con esto tampoco encuentro yo mucha diferencia, claro que yo soy bastante chapucera y me conformo muy pronto, me imagino que si eres muy perfeccionista notarás todas las diferencias.

Realización.

Bueno os remitiré al blog de mi  "profe on line" porque ella lo explica de maravilla pero que sepais que es muy perfecta y tiene de todos los materiales de cocina habidos y por haber, yo como no... y además siempre tengo prisa, pues ... ¡la verdad! me salto algunas de sus instrucciones y lo hago como sigue:

Bato las claras a punto de nieve con las varillas de montar de la batidora manual (es lo que hay) y voy añadiendo el azucar poco a poco esto si no tienes ayuda es tela de dificil, porque si con una mano agarras el cacharro y con la otra le das al botón de la batidora... ¿con qué mano vas añadiendo el azucar?, bueno pues ... una de dos, o renuncias al poco a poco y la echas de sopetón arriesgándote a que te quede demasiado pastosa... o lo haces en varios pasos parando y echando o.... ¡acabará la cocina nevada y azucarada porque salga todo disparado cuando quieres batir, echar y sostener el bote a la vez!  ¡es casi imposible! la verdad, y en mi cocina ha nevado más de una vez y cuesta un montón quitarlo porque si no lo haces inmediatamente, luego endurece y es peor, en fin que es mejor tener pacencia y hacerlo poquito a poco, como todo en esta vida.

 Total que si esto lo lee Bea me repudiaría como alumna fijo, pero... la verdad que yo no tengo paciencia para tanta perfección y no noto los brillos ni nada de eso, quizás soy demasiado conformista y dentro de unos años cuando vea las fotos me asombraré de que algún día me hubiera sentido orgullosa de mis galletitas y hasta las hubiera blogueado, nosé, pero hoy por hoy... me parece que salen bien así, sin más.

Pero la que pueda que se pase por el blog de Bea y vea de verdad como hay que hacerlas y luego si quereis empezais a saltaros pasos como yo y a ver qué tal os va.

Bueno, la glasa primero hay que usarla muy pastosa, tipo pasta de dientes, servirá para delimitar la galleta, y luego le añadimos unas gotitas de agua, volvemos a batir y vamos rellenando todo, así no se resbalará por los bordes, el paso del delineado he probado a saltármelo y no vale, porque se va extendiendo hasta derramarse por los bordes y queda fatal, de verdad, podeis probar si quereis, pero yo os digo que a mi desde luego no me ha salido ni una vez, y la opción de hacerlo todo con la más pastosa tampoco vale porque cuesta un montón de trabajo y encima quedan grumos porque no se extiende sola. En fin, es cuestión de ponerse.

Por supuesto si quieres hacer cosas de varios colores pues tienes que dividir la glasa en diferentes botes y hacer cada delineado con su color.

Y ... eso es todo, que no es poco. Os recuerdo que os avisé del trabajazo que tienen, sobre todo cuando decides hacer para toda la clase, y la pena que me da cuando veo que algunos se las comen sin mirarlas siquiera, pero es tanta la satisfacción de hacerlas, de verlas todas juntitas.... ¡en fin! a mi me compensa, ¡la verdad!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario